EL CEDRÉS Y OTROS JUEGOS TRADICIONALES DE FUERTEVENTURA

EL CEDRÉS Y OTROS JUEGOS TRADICIONALES DE FUERTEVENTURA.

Por: Carlos González.            www.fuerteventuraenimagenes.com

Tablero de Cedrés - Barranco de Tinojay -

Tablero de Cedrés – Barranco de Tinojay –

Existen gran cantidad de documentos y hallazgos arqueológicos que demuestran la existencia de juegos de inteligencia como la chascona, el cedrés o sedrés, el perro y las cabras, la vuelta del pastor…, que se jugaban desde antes de la llegada de los conquistadores a la Maxorata. En Fuerteventura han aparecido gran cantidad de estos juegos grabados en rocas planas y lisas, generalmente en lugares de paso de ganado.

En la isla hay más de cien estaciones de grabados rupestres. En más del 40 % existen dameros de diversas variantes de juegos de inteligencia. Se encuentran en barrancos, como en el  Cavadero o en el de Tinojay  , también en las inmediaciones de los  socos, como el de la bajada de Montaña La Muda o el Valle de Sí en Tefía.

Estos grabados de tableros no solo servían para jugar, sino que eran símbolos de la cultura e identidad aborigen. También se usaban como ábaco para contar, donde según el número de intersecciones que tuviera el damero, se empleaba un sistema distinto de cálculo: quinario, decimal, duodecimal, etc.. Esto da respuesta, a por qué se han encontrado tableros en posición vertical, incluso uno en Tetir en el techo de una pequeña cueva.

Los grabados están asociados a manifestaciones rupestres y culturales de origen prehispánico, que han pervivido entre los hombres del campo, destacando a los pastores como principal fuente de la transmisión de estos juegos hasta nuestros días.

Aunque el diseño del tablero es muy similar al que se da en otras culturas ancestrales de Europa, América, Asia o África, tanto las reglas como el desarrollo del juego se ajustan principalmente a los de las culturas pastoriles del norte de África, existente en las Islas antes de la Conquista.

Probablemente, estos juegos llegaron a Canarias a través de las antiguas civilizaciones de Mesopotamia y Egipto. De estas pasó a Grecia y a Roma extendiéndose por toda Europa.

Damero barranco de Tinojay 001

Damero barranco de Tinojay

Los juegos de inteligencia, no solo implican un aspecto lúdico, sino también la capacidad de abstracción, de elaboración de estrategias, de concentración y de reflexión, a la vez que son una forma de socialización, tanto de niños como de adultos.

El damero del cedrés se construye a partir de 5 líneas verticales cruzadas por otras tantas horizontales y, se encuentra a su vez, atravesado por seis diagonales. Al final quedan 16 cuadrados cruzados por diagonales. El tablero puede ser un cuadrado o un rectángulo.

El damero permite jugar a juegos distintos que se dividen en cuatro tipos:

– De alineamiento: la chascona o el tres en raya.

– De persecución: el perro y las cabras; el gato y las palomas.

– Del grupo de damas o de sedrés, que es una especie de damas con piedritas.

– Y, por último los rompecabezas o solitarios.

Estos juegos se practicaban de día por los pastores al aire libre, mientras que el ganado estaba pastando, también en noches de luna clara. Como fichas utilizaban los elementos que encontraban a su alcance como burgaoscañaillas o pequeñas piedrecitas redondeadas.

Normas para jugar a la dama en el tablero de cedrés o sedrés

  • Cada jugador cuenta con 12 fichas (blancas o negras) que coloca en el tablero sin ocupar la posición central.
  • El objetivo es eliminar al oponente “comiendo” sus fichas o que éste no pueda moverlas.
  • Una vez colocadas todas las piedras, comienzan moviendo las blancas. Las fichas solo se pueden mover por líneas o diagonales al punto vacío adyacente.
  • En cada turno, la piedra puede moverse o comer una o varias piedras del contrario. Es obligatorio comer, en caso  contrario el oponente sopla la piedra del rival con la que debería haber comido (la piedra se retira del tablero y se mueve). Se come como en el juego de las damas, saltando por encima de la piedra del contrario, siempre que exista un punto vacío. Se puede saltar tanto de frente como de lado, e incluso saltar varias fichas si la disposición de las mismas en el tablero lo permite.
  • Cuando una ficha llega a una de las esquinas contrarias se dice Tama (dama), y se obtiene una ficha que puede moverse por las diagonales y los laterales.
  • Gana el jugador que consiga comer todas las fichas de su contrincante.

Fuente principal: Juegos Tradicionales de Inteligencia en las Islas Canarias, de José Manuel Espinel Cejas

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.