LA PITERA O HENEQUÉN

LA PITERA O HENEQUÉN

Por: Carlos González             www.fuerteventuraenimagenes.com

Piteras En la Oliva

Piteras En la Oliva

La pitera o henequén es una especie nativa de America Central, concretamente de México. Esta planta llegó a Fuerteventura de manera intencionada, a finales del siglo XIX y principios del XX, y se utilizó como planta textil para obtener fibras bastas.

La pitera proporciona abundantes fibras celulosicas, que una vez tratada, da como resultado la celulosa pura. Esta celulosa se manufactura por diversos procedimientos obteniendo de ella la viscosa, que estirada en hilos finísimos se convierte en hilo de seda artificial o rayón, de gran tenacidad.

Entre los años 30 y 40 del pasado siglo, en la zona central y norte de Fuerteventura se cultivó el henequén para producir fibras textiles, como sustituto del esparto. Con objeto de hacer cabos de barco, sacos, sogas o maromas para norias y tejidos de gran dureza, pero su uso fue pronto reemplazado en el mercado por las fibras artificiales.

En la década de los años 50 del pasado siglo, el Servicio de Fibras Duras del Ministerio de Agricultura, adquirió parcelas de terreno de secano en Fuerteventura, Lanzarote y Lobos, con el fin de realizar pruebas demostrativas del rendimiento económico de este cultivo. Para la confección de artes y redes de pesca, con el objeto de reducir en lo posible la importación de este producto desde el extranjero. Las especies utilizadas fueron Agave sisalana, Agave fourcroydes y el Agave americana. Estos experimentos se prolongaron durante 15 años y no tuvieron gran éxito económico.

Debido a la carencia de árboles en la isla los pitones de las piteras se utilizaron también en la fabricación de las techumbres de las edificaciones, corrales, aljibes, cobertizos, ventanas, vigas, útiles de labranza… y para elaborar pequeñas estructuras que ayudaban a elevar el agua de los aljibes.

El henequén se emplea ocasionalmente para alimentar al ganado, quitando a las hojas las puntas y partiendo en trozos de varios centímetros.

Llamanos pitera indistintamente a las diversas especies de Agave que encontramos en Canarias, que son el Agave sisalana, Agave fourcroydes y el Agave americana

La pitera en general prefiere suelos muy bien drenados y soleados, siempre próximos a la costa.

Desarrolla un tronco que puede llegar a medir 1,7 metros de diametro. Posee hojas de entre 8 y 13 cm de ancho dispuestas en densas rosetas, estas hojas lanceoladas son de color verde grisáceo terminadas en punta a modo de “pitón”.

Las inflorescencias pueden encontrase entre 5 y 7 m de altura y tiene unos 10 cm de diámetro, con flores de color amarillo verdoso que son estériles. Florece una vez en su vida, entre los meses de julio y septiembre, y lo hace más o menos a los diez años de edad. Tras la floración, la planta muere. Su fruto es una cápsula alargada que produce gran cantidad de semillas planas de color negro. La pitera se reproduce por vía asexual, a partir de los rizomas, de los que brotan abundantes rosetas, también puede hacerlo a partir de las semillas de su fruto.

Piteras en Villaverde

Piteras en Villaverde

El henequén, al igual que otras especies del género Agave, es una de las especies invasoras con más arraigo en el paisaje majorero, al que se adaptó con facilidad por su escasa necesidad de agua, tienen una elevada capacidad expansiva y sus comunidades son tan densas que desplazan a especies autóctonas de los arenales costeros por competencia del espacio y alteración del medio, por los que esta especie está incluida en el Listado y Catálogo Español de Especies Exóticas invasoras (Real Decreto 1628/2011), y en el listado de plantas exóticas e invasoras de Canarias.

Hoy en día podemos encontrar campos abandonados de este cultivo en el municipio de La Oliva.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.