Se le pide la Fundación Canaria Finca Esquinzo quitar la valla

Se le pide la Fundación Canaria Finca Esquinzo quitar la valla

La imagen de la izquierda enfoca una de esas casitas de barro y la valla que se solicita quitar; la foto de la derecha evidencia otra valla vieja y oxidada, la de un Ilustre vecino; pequeña en el fondo se puede ver la Finca Esquinzo.

La imagen de la izquierda enfoca una de esas casitas de barro y la valla que se solicita quitar; la foto
de la derecha evidencia otra valla vieja y oxidada, la de un Ilustre vecino; pequeña en el fondo se
puede ver la Finca Esquinzo.

Con referencia al artículo publicado por el periódico Canarias 7 el pasado día 4 de enero de 2015, a propósito del refugio canino Esquinzo, el Círculo Podemos La Oliva condena la evidente disparidad de medidas adoptadas por Medio Ambiente.

Se le pide por un lado a la Fundación Canaria Finca Esquinzo quitar la valla existente que rodea la propiedad por su impacto visual, sin embargo la misma medida no se ha tomado para el resto de los vecinos (por ejemplo, la valla que aparece en la foto de la derecha, sita a tan sólo unas pocas decenas de metros de la Finca Esquinzo, según declara la Fundación, es propiedad del ex-alcalde Don Domingo González Arroyo, y a pesar de estar muy oxidada parece no tener algún impacto
visual según Medio Ambiente).

La valla que presta protección al refugio canino gestionado por Andrea y su compañero Francisco Ramón, ha permitido el desarrollo de la vida en la finca, no sólo de los muchos perros que su profundo amor ha salvado de una muerte cierta hasta ahora, sino también de las muchas palmeras canarias, donadas en su tiempo por el propio Cabildo de Fuerteventura. Sin esta valla no existiría protección ante las cabras y otras amenazas.

El Círculo Podemos La Oliva pide que se les conceda a Francisco y Andrea el derecho a la protección de la propiedad que gestionan, por ejemplo permitiendo el uso de otro tipo de vallado que respete todos los requisitos ambientales, y que, sobretodo, se tome la misma medida para todos los vecinos de la zona, según el principio de igualdad de todos los ciudadanos ante la ley.

La foto de Google Earth que Medio Ambiente toma como referencia fue tomada en el año 1987, cuando no había rastro de vallas en la zona, ni en la Finca Esquinzo, ni en otras.
Además, con respecto a la solicitud de demolición de algunas pérgolas y casitas de barro y madera, aunque algunas de ellas han sido edificadas de manera irregular esto es, sin permisos, el resto fue construido por el dueño del terreno con licencia municipal n° 301 del 24 de septiembre de 2001 (registro de entrada n° 8775) firmada por el propio ex-alcalde, vecino de la Fundación.

El Círculo Podemos La Oliva atestigua la voluntad por parte de los gestores de la finca en acometer todas las actuaciones requeridas por el Ministerio de Medio Ambiente, sin embargo Estos desean dejar constancia de que realizar parte de los requerimientos solicitados supondría un daño irreparable que resultaría en el cese inmediato de la actividad, con graves consecuencias para la colonia de animales acogidos.
Ante la gran dificultad para con el realojo de los mismos en instalaciones similares, dada su escasez en la isla y su saturación en estos momentos solicitamos medidas alternativas a las propuestas que permitan seguir realizando la importante labor desarrollada por esta Fundación sin prejuicio del cumplimento de la normativa exigida.

Comparte esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *